Páginas

jueves, 16 de enero de 2014

Amigos




Nunca sabré si soy o no buen amigo, lo intento, eso seguro.
Una cosa importante para la gente que te rodea, es hacerla entender que la aprecias, que sus actos, tienen una huella positiva. En este mundo en el que coleccionamos amigos virtuales, en el que todo tiene un ranking, en el que la máquina distrae los sentidos, hay que retomar el enfoque humano de las relaciones.

Yo no soy nadie para aconsejar, es posible que todas las cosas que hago públicas, no sean más que un recordatorio a mí mismo de lo que debo hacer. A veces quieres expresarte, y es posible que muchos argumentos caigan en lo simplista.

Ayer precisamente hace 7 años del fallecimiento de un amigo, nos conocimos corriendo, y tampoco profundizamos mucho en nuestras vidas, para ambos, época de cambios y descubrimientos. Quizá he sido, y soy, más amigo de otras personas, pero no sé si tan en "esencia" comparto lo que pude compartir hace siete años y entender lo que una persona nos dejó.

Ayer, preferí dejarlo cómo estaba, posiblemente porque me cuesta ser tan perfecto en el detalle de las fechas, me abstraigo más al espíritu de las cosas, y prefiero hacerlo cuando nada me distrae, pero hoy no puedo dejar de recordar a Pepe, y decirle que nos dejó una huella, que aquello que logramos en el 2006 fue mágico, no sé si deportivamente fue un hito, porque no fue así, pero sí un encuentro humano de grandes dimensiones, se dieron las circunstancias perfectas para que aquello fuese inolvidable. Y eso es lo que pretendo, que no se olvide. Así que aquí traigo y refresco, el homenaje sencillo que vamos a hacernos juntos en agosto de 2014. Esta vez todas las etapas seguidas y siguiendo al milímetro el recorrido que pensaste e ideaste.

http://hipertemplariatrail.blogspot.com.es/

Leedlo con atención por favor, porque no es la gesta deportiva, porque no hay tal gesta, lo que destaca, es el recuerdo humano de un amigo.

No dudéis en acompañarnos una etapa, varias, algún tramo, seréis bien recibidos.



Sé que culminaremos con éxito la ruta, pero el mayor éxito sería que tuviese la dimensión que se merece, que sea recordado porque unos locos amigos decidieron hacer una ruta libre por la montaña y el monte, hoy que tenemos esos problemas de libertad y robo de caminos públicos. Por cierto Pepe era un gran luchador, en su pueblo natal, podía montar una guerra mundial si se encontraba un camino de uso público, cortado por una barrera o puerta privada, no dudaba en llamar a la Guardia Civil y pedir la ruptura del candado y apertura de la puerta, y no se movía de allí hasta que no lo consiguiese.

Volviendo al tema de los amigos, sólo puedo decir que me siento afortunado de conocer gente, que con mayor o menor contacto, pero que siempre te dejan una huella. Es posible que pase tiempo y no vea a muchos de ellos, por distancia física, y a veces por esa distancia lógica que es la cercanía con otra gente, pero ellos están. Gente importante, y lo crean o no lo serán siempre: El de Alcalá de Henares, el jubileta de Banesto, con los que viajé a la Gore Tex Trans Alpine Run, el loco de Coslada, el grupo "villalvino", el "organizator" de la Pedriza que me regaña, mis breveteros a los que adoro, pero a todos sin dejarme uno, incluso al hombre que nunca se calla, el que se raja, la pata liebre, el del balón volea, y muchos más, y sobre todo, uno que es como mi hermano, el idiota de Sevilla.

Os quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario