Páginas

martes, 30 de septiembre de 2014

Ultra Trail Bosques del Sur 125km +4000-4000


(Fotos cortesía de http://www.ultrafondocg.com)




Se trataba de una ultra a la que tenía ganas por una cosa, sus paisajes, creo que la Sierra de Cazorla es una gran olvidada en el mundo del trail, o si se hacen más pruebas, lo desconozco.
Cazorla me trae unos grandes recuerdos, sencillos, de unos días que pasé en familia, en el que estuvimos encantados del contacto con la naturaleza y perfectamente unidos.

Bueno, yo no quiero en esta ocasión hacer una crónica detallada de qué me paso en cada kilómetro, no quiero aburrir a nadie. Simplemente he recuperado emociones y sensaciones de la pasión del ultrafondo. No puedo explicar, ha sido siempre muy difícil, lo que uno siente en pruebas de larga distancia. Es un todo. Largas horas contigo mismo, superando los malos momentos, en esta carrera en especial la lluvia y el frío, me lo hicieron pasar mal, del km 50 al 65 llovió bastante, con mucho viento y frío. En el control del km 64 creí que se me iba a partir la columna por la tiritona, pero a la vez, se siente un placer enorme porque en tu interior tienes la seguridad de continuar, de seguir, de no dejar de vivir esos momentos, y por supuesto, que al empezar a correr otra vez, el frío desaparecería.


Qué de cosas nos suceden en una ultra, y no son experiencias elevadas, espirituales, no, cosas sencillas. El olor fresco del aire, el sentir la piel mojada por el agua, estar en el monte por la noche, bajar una montaña sin pensar en que tus rodillas deben seguir contigo el resto de tus días, libertad absoluta. Ya se lo dije una vez a Mónica Aguilera para un reportaje en la revista en la que colabora. En mi día a día no tengo la posibilidad de buscar esas capacidades, no estoy tan a solas conmigo mismo.




Hace mucho que preferí emociones a marcas, enriquecimiento personal a competición, vivir el deporte como lo siento a como debería según mis capacidades. He madurado mucho por el paso del tiempo, pero también por lo que hago, ya sea corriendo en montaña, o en bici. ¿Has probado a correr de noche y no tener nada confortable a tu lado, con el único sonido de tus pasos y tu respiración? ¿Has tenido una canción repitiéndose como una banda sonora en tu cabeza, haciendo que la película sea perfecta? Ya le pasó a Joe Simpson en los peores momentos de su vida, en su cabeza resonaba una canción quizá absurda para el momento que estaba viviendo, a mí, no me digáis por qué, toda esa noche, en los momentos de silencio, sin conversaciones, me acompañaban las notas y letra de "Sara" de Fleetwood Mac... ¿Por qué? No lo sé!!!

Sentir la magia de ver el brillo de dos ojos entre la maleza reflejados por tu frontal que desaparecen al instante, escuchar la berrea del ciervo durante horas en un monte a oscuras, y pensar mientras que en el confort de tu casa, tienes gente a la que adoras, y que debes proteger, que precisamente estar ausente te hace querer estar más... contrasentidos de las personas. Quieres ser mejor persona, te lo exiges y tienes muchas horas para oxigenarte, bajar el tono de las exigencias hacia los demás, tratar de entender las motivaciones de los otros para hacer sus cosas, o al menos, no captarlas para tanto análisis, y crear, crear a tu lado, en tu entorno, crear para que aportes bienestar entre la gente que quieres. Eso, es el ultrafondo, o lo ha sido en esta prueba, posiblemente en otra puedan ser otras cosas. Ultrafondo no es más que una búsqueda constante de un mejor yo con un puntito de dolor, y otro de superación, y un mucho de ilusión.



De mi rendimiento y la prueba, la idea original era ir todos los del club juntos. Pero sinceramente, eran muchos kilómetros y se vio rápidamente que iba a ser difícil. Yo tenía claro que mi becario, un chaval con una fuerza de voluntad tremenda, no se iba a quedar solo en su primer >100 km.
A pesar de todo, tampoco yo estoy en un estado de forma óptimo, mi plan de entrenamiento apunta a otro pico de forma allá por primavera. Pero las sensaciones fueron buenas. Terminé bastante entero, en un tiempo de 20:00:50 horas. Apreté las tuercas un poco al final, quería bajar las 20 h. Pero el terreno no se dejó, con un final más que complicado. En el km. 100 y más o menos +3300, habíamos hecho 15:30 horas, y terminamos en 20:00:50 los 125 km. con sus 4000 positivos. Imaginad el final. fue más duro y las bajadas se complicaron.




La carrera es "extraña". Tiene un inicio de 1000 m. positivos, nada técnicos, para luego en su parte intermedia hacernos rodar por una pista interminable, pista, pista y pista. En ligera, moderada subida siempre, pista, pista y pista. Un sitio, si llevas velocidad en las piernas, para volar, para quitar tiempo, pero un sitio donde cometer un posible error de estrategia si te cebas mucho. Porque el final es de nuevo técnico y se pierde mucho tiempo. En ese final, más favorable a mis características, recuperamos 15 puestos. La gente iba muy tocada. Pistera y técnica en el peor sitio. No sé definirla de otra forma. Y aunque sea un tópico, los voluntarios se merecen un monumento. Gracias por vuestro trabajo y vuestro calor.






No hay comentarios:

Publicar un comentario