Páginas

jueves, 19 de marzo de 2015

Carta a un deportista no anómino.

Estas líneas que se leerán a continuación son las mismas que le he enviado a uno de mis deportistas, porque creo que necesitabamos ubicar una serie de cosas, y sobre todo porque de cada una de las personas a las que entreno, a medida que voy recibiendo su información, vamos compartiendo día a día, hablamos de los impedimentos, las interrupciones, las sensaciones, las mejoras, los avances, competiciones, objetivos... decía, que de cada una de las personas que entreno, me siento orgulloso, creo que tengo un grupo humano estupendo, y vuelvo a decir, me siento orgulloso, el mejor resultado que obtengo de ellos es su constancia, voluntad, ganas y coraje, y el resultado de la competición pasa a un segundo plano.

En este caso concreto, un deportista que provenía del ciclismo, de la mtb y que recurrió a mí para poder correr en montaña, una prueba de 40km. Los cambios musculares del paso de la mtb a la carrera no tenían porqué ser tan traumáticos como los de un ciclista de asfalto que pasase por ejemplo al maratón de asfalto. Pero aun así, debíamos fortalecer y equilibrar musculaturas, acostumbrar al cuerpo a la carrera a pie, sobre todo las articulaciones. Resumiendo, el deportista completó su prueba, por encima de todo, con coraje más que con el entrenamiento, debido a algunas interrupciones en el entrenamiento por un par de enfermedades, y en la competición, un par de caídas que le provocaron un esguince. Pero cruzó la meta, por cojones, por pundonor, por garra. Si se hubiera retirado, mi orgullo seguiría siendo el mismo, intacto, porque lo importante es lo que yo he visto trabajar. Como otro que sí tuvo que retirase y al que tengo mucho aprecio, y quiero que tenga su justa venganza, porque desportivamente hablando está muy fuerte.



Y aquí mi comunicación al deportista:


"Vamos con cabeza, aunque el esguince es leve, no podemos empezar la casa por el tejado. Mi intención es trabajar cosas de base, gimnasio, y ciclismo, para que el tobillo no tenga problema y empecemos con talento. Correr… pues puede esperar, hasta que tus sensaciones sean perfectas.
Como siempre te digo, vamos analizar las sensaciones. Y vamos a analizar este nuevo ciclo de entrenos. Se avecinan buenos tiempos en cuanto a la temperatura y raro será que tengamos una interrupción por un mal catarro, y la lesión en menos de dos semanas será historia, porque precisamente el entrenamiento de fondo es esto, pese a los pasos atrás y parones, al final es una suma de entrenamientos en un periodo de tiempo largo, la acumulación de entrenamientos y mejoras que proceden de la constancia y la paciencia. 

Tengo gente entrenando conmigo que han visto las cosas, después de quitarse esa venda de los ojos, poco a poco, han visto que sus mejoras son sólidas, no son fruto de entrenamientos fuera de “tono” que nos den un pico de forma que dura menos que aquella forma que se adquiere con las mejoras a largo plazo, las que a mí me gustan, las que te prolongan la vida deportiva, independientemente del tipo de competición en la que compitas.

Abre esa visión en cuanto al deporte, piensa en larga distancia, no en el tipo de competición, sí en cuanto a tu vida deportiva, por eso, es lógico que las primeras competiciones que haces en montaña te resulten duras, pero la continuidad y el trabajo constante te van a llevar a dominar este tipo de pruebas.

Te cuento, yo en mi primer maratón de montaña, hace 3500 años, llegué fuera de control, y pensé exactamente eso mismo que pensaste tú, esto no es para mí, es durísimo… el paso de los años me ha hecho sentirme preparado, he entrenado para mejorar y sobre todo que la mejora no sea efímera, no sólo por temporadas o espacios de tiempo concretos, si no que sea constante, mejoras establecidas poco a poco, ahora, si digo que un maratón de montaña es una prueba de “corta distancia”, es posible que la gran mayoría de la gente me mire con cara de “este tío es gilipollas y lo peor de todo es que es un sobrao”. No amiguete. No. Cada persona consigue una serie de metas, y desde luego el trabajo que haces para ello es imposible llevarlo escrito en la cara, pero hay un trabajo detrás. El concepto de entrenamiento clásico debe ser entendido como en una doble vertiente, el macrociclo concreto, me preparo para una prueba, y el macrociclo de mi vida deportiva, en el que mi objetivo debe ser el de mejorar deportivamente de forma sólida, afianzando los pasos, no perdiendo lo anteriormente conseguido, y plantearme nuevos retos que me llenen a nivel personal, y me sirvan de reto a mis capacidades mejoradas, tanto a medio como largo plazo.

Ese es el truco, y todo tiene efectos, si sigues con una constancia y un plan concreto, mejoras a corto plazo, pero si además sigues esa misma forma de vida, estarás haciéndote deportista a un largo plazo, un buen deportista ¿De qué nivel? Pues dependerá de tu genética, de tu fisiología, de tu forma de entrenar, podremos llegar a un mejor nivel seguro, pero no sabemos dónde. Eso es para mí bastante más secundario como primario es el formar buenos deportistas, los resultados, caen solos, y lo que más enseña a un deportista es saber asimilar los fracasos, o supuestos, porque uno nunca fracasa si su camino es honesto, es decir, me enfrento de forma directa con el objetivo y no me he traicionado, seguro que hay cosas de la vida que debo atender antes que a mi deporte, es normal, pero yo lo he puesto todo. 

No hay trucos de verdad, y tampoco hay súper hombres que estén por encima de los demás, hay atletas afortunados que nacen con dotes, y otros que nacemos con cabezonería, y creemos en romper barreras, aquellas que nosotros queramos, no esas barreras que nos dan publicidad o que se han establecido como los retos de “mínimos” para que te miren con respeto. Eso es una mierda.

Esta charla es para dejarte claro que le tienes que dar mucho valor a lo que has hecho, y que pese a las interrupciones en el entrenamiento, que evidentemente no ha sido lo mejor y no te han ayudado mucho, lo importante es el coraje y la lucha de enfrentarte a tu reto, por eso te digo que no lo compares, en ese momento tu reto era del tamaño que debía ser, y debía suponer un esfuerzo, casi un poco por encima de lo que era para ti un límite. Superado atleta no anónimo (He ocultado su nombre). Tienes mi respeto y admiración y te lo digo sinceramente. Ese es el pensamiento.

Ahora, a pensar en el próximo, tómate tu tiempo, piensa en qué te gustaría, eso es lo más importante, no pienses en el “no estoy preparado”, piensa en “quiero”, y lo único que tengo que hacer es currar, si me supera o lo supero… eso ya lo veremos, cuando nos estemos pegando cara a cara en el día señalado. Nada es imposible. Siempre desde un punto de vista realista, pero sí, nada es imposible… el Ironman, una ultra… lo que uno se cuestione. Yo estoy preparado y tú también, así que… ¿Qué cojones estamos esperando?"


8 comentarios:

  1. Magnífica carta, señor Berrio. Digo señor, porque es usted merecedor de todo mi respeto, Señor, sí Señor.

    ResponderEliminar
  2. Solo un pero, no naciste con cabezonería, sino pesao de narices, jejejeje.
    Me ha gustado mucho y esta carta vale para todo el mundo, tanto para el élite como el que sale a hacer "deporte" una o dos veces a la semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaizka!!! Andorraaaa!!!! Andorraaaa!!!! (Lo de pesado no puede ser más verdad).

      Eliminar
  3. Según pasan los años y los kilómetros por mis piernas, cada vez me doy cuenta que es mejor llevar a cabo un entrenamiento a largo plazo ya que la vida deportiva se alarga y se consiguen igualmente resultados, eso sí, a largo plazo.
    Muy buena carta.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Se puede buscar competir, tener picos de forma, sin duda, pero hay que pensar en el deportista en global, las mejoras a la largo plazo son fiables y duraderas, siempre que se siga un plan adaptado. Gracias de verdad!

      Eliminar
  4. Como me pone el Tigre.... jajajajja... Gracias mi Maestro!!

    ResponderEliminar
  5. Grande Berrio, grande.
    Habrá que intentar despegar de nuevo, me aplico tus palabras
    Take care.

    ResponderEliminar